Marce Gongora


Nombre: Marcelo Gongora
Origen: Cuernavaca, Morelos, México
Producciones Discográficas: 3
Categoria: Solistas Masculinos
Compartiendo a Jesus Music! 2014

RESEÑA:

MARCELO GONGORA

Un Siervo de Dios que Comparte a Jesús con su talento, Voz y su forma especial de interpretar las alabanzas. Con un testimonio de Vida Poderoso, fiel testimonio del poder de Dios que transforma los corazones aún más dificiles.

Por esa y muchas razones más, nos alegramos de compartir esta singular entrevista exclusiva, que nuestro director, Gabriel Hernández le realizó a MARCELO GONGORA el 11 de Febrero de 2013, A través de la cual, Marce nos abre su corazón y nos cuenta a viva voz su experiencia de Vida. Estamos seguros de la Bendición que representara para nuestros lectores.










MARCELO GONGORÁ: LA ENTREVISTA
 
INICIOS
 
Gabriel Hernández: Marce, Buenas tardes, estamos muy agradecidos con Dios nuestro padre, y contigo por esta oportunidad que nos conceden de conocer un poco más vuestro ministerio y testimonio de Vida, Muchas gracias amigo.

Marcelo Góngora : Gracias a ustedes por su consideración hacia mi, para aquellos que aun no me conocen, Mi nombre es Marcelo Góngora, Nací en Cuernavaca Morelos el 14 de Agosto de 1973.”

Gabriel Hernández: Marce platícanos un poco… ¿Cómo fue tu infancia? hablando en el ámbito espiritual? ¿Tus padres son cristianos o profesan alguna religión?

Marcelo Góngora: Asistí por primera vez a la iglesia adventista del 7mo. Día, en la colonia Antonio Barona, Distrito de Cuernavaca Morelos,  a la edad de 7 años.
En aquel tiempo  Mis padres aun no pertenecían a esta iglesia. Mi padre no tenía interés en las cosas de Dios, Dado a su alcoholismo y vida de libertinaje. Mi madre era católica y de las de hueso colorado como se dicen ser.

Gabriel Hernández: Como fue que tu familia conoció el Evangelio en la IASD?

Marce Góngora: Fue un momento difícil. En aquel tiempo mi madre padecía una rara enfermedad que le estaba destrozando completamente el sistema nervioso. Por las noches se ponía siempre mal con un temblor que no podía controlar. Mi padre la tenía que abrasar fuerte porque ya no podía controlarse.
Dada la enfermedad que nunca los medico pudieron detectar mi madre comenzó a empeorar más y más.
Mi padre desesperado comenzó a buscar medios para que mi madre se recuperara. La llevo a centros espiritistas para que le hicieran limpias ya que se pensaba mi madre estaba siendo trabajada por brujería.
Cierta ocasión mi abuelo materno Salió de su casa  A visitar a mi madre, a casa donde vivimos nuestra infancia.
En el camino encontró a un amigo de algunos años, El hermano Roberto Ramírez. Que ya descansa en el Señor. Y caminaron rumbo a casa de mi madre ya que era vecino de la misma cuadra, en el camino mi abuelo Antonio le platico al hermano Roberto el problema de salud de mi madre Y que ya los médicos le daban poco tiempo de vida, el hermano se ofreció acompañar a mi abuelo a la Casa
Y estando allí. El hermano pidió permiso a mi padre de estudiar la biblia con mi madre. Acompañado de algunos hermanos de la iglesia. A lo cual mi padre respondió que él no tenía inconveniente en que lo hicieran. Pero que con él no se metieran para nada.
Esa misma noche llegaron un grupo de hermanos de los cuales ya muchos han bajado al descanso, a estudiar la fe de Jesús con mi madre. Nosotros éramos 4 hermanos,  yo soy el mayor de ellos. Erika, Alma Delia y mi hermano Juan Antonio que ya duerme también.

Gabriel Hernández: Así es Marce, la mano de Dios obrando en muchas formas maravillosas, sabéis Marce, que como dice la palabra: a los que AMAN a Dios todas las cosas le ayudan a bien.

Marce Góngora: ¡AMEN!
A través de esos estudios bíblicos. Mi madre comenzó a dudar en cuanto a la doctrina de la iglesia católica.
Pero al escudriñar las sagradas escrituras ella comenzó a darse cuenta que la verdad no estaba en las palabras de un sacerdote si no en la palabra de Dios.
Paso aproximadamente un mes de estudios. Pero mi madre aun seguía con su enfermedad.
Uno de esos días mi madre dejo de comer. Comenzó a  adelgazar. Ya no se levantaba de su cama más que para ir al sanitario y ducharse. Comenzó a perder interés en la vida. A nosotros ya no nos procuraba. Mi abuelita la madre de mi papa era quien veía por nosotros. Pasaron 15 días así.
Una tarde recuerdo que mi madre me llamo a mí y a mi hermana Erika. Para darnos algunas instrucciones. Era difícil entender su vocecita sin fuerzas.  Pero esa tarde ella se estaba despidiendo de nosotros y nos estaba encargando a nuestros hermanos los más pequeños.  Ella decía: yo de esta noche no pasaré, yo moriré.

Gabriel Hernández: Marce, aquí es donde realmente se prueba la fe. Continúa por favor.

Marce Gongora: Gabriel, Nosotros tan pequeños. Entendíamos lo que estaba diciendo porque hacía poco tiempo, habían asesinado a su hermano, el más joven. Y vimos el dolor y la angustia de perder un ser amado. Pero esa noche Dios obro el milagro más hermoso que no imaginamos nunca y que hasta hoy nos haría felices.
Ese día mi padre salió fuera de Cuernavaca con destino a la capital, el DF.
Mi abuelita estaba preocupada. Mi madre estaba muy mal.
Mando llamar a los hermanos, los cuales llegaron por la noche.
Y al ver que mi madre perecía, Doblaron sus rodillas Para orar.
Recuerdo que el hermano Eliseo Vargas y el hermano Roberto Ramírez oraban
Depositando toda su fe y confianza en Dios.
Cuando el hermano Roberto Ramírez oró puso su mano sobre la cabeza de mi madrecita.
Y mientras el oraba (Mi madre nos contó después de esa oración)
Sintió Como un calor entro por su cabeza recorriendo su cuerpo hasta la punta de sus pies.
Y sintió un alivio en su cuerpo y exclamo: tengo fuerzas, Me siento bien.
 
Los hermanos alabaron el nombre de Dios por ese milagro.
Gabriel. Mi madre después de tantos años de sufrimiento  Por fin había sido tocada por el señor de señores y médico de médicos.
Esa noche después de despedir a los hermanos y que mi abuelita se fuera a su casa, mi madre no se recostó más en su cama espero a mi padre y cuando papa llegó, ella le dijo: Juan tu mama hizo caldo de pollo tengo hambre. Te repito habían pasado casi 15 días sin que ella probara alimento. Mi padre se puso feliz, le dijo: mujer te veo bien ¿qué te paso?.  Ella le contó lo sucedido. Y mi madre sanó.
Los hermanos pidieron a mi madre que asistiera a la iglesia. Que era momento de que ella se reuniera para dar gracias a Dios. Era un viernes por la noche para amanecer en día sábado.
Mi madre después de ver y sentir la mano de Dios tocar su vida y restaurar su salud . Aun dudó en dejar la iglesia católica.
Y se arrodillo ante una imagen en la iglesia católica. Pidiéndole que si esa no era la iglesia que profesaba la verdad que le devolviera su enfermedad.
Pero que ella seria fiel a la fe que sus tutoras le habían enseñado de niña ya que a la edad de 5 años mi madre quedo huérfana al morir mi abuelita Elpidia.
Pero Dios siempre tuvo planes para nuestra familia . Y ese sábado mi madre amaneció más sana que nunca, así tuvo que asistir a la iglesia, y desde ese momento hasta hoy Sigue fiel al Señor Jesucristo .

Gabriel Hernández: ¡Amen! ¡Gloria a Dios! Estamos seguros del poder de Dios, cuando Él decide actuar nada lo puede detener, Como lo expresa la letra de un conocido canto.
Y Si amigo, es difícil romper un paradigma al que estamos acostumbrados, y es más aun con las cosas espirituales.
Pero la gracia de Dios aun nos alcanza cuando clamamos con un corazón humilde y sincero deseoso de encontrarse con su Señor.

Marce Gongora: Si, nos volvemos necios a pesar de ver el poder manifestado de Dios en nuestras vidas.

Ministero Musical

Gabriel Hernández: Amigo, ¿como fue que descubriste el don del canto, que Dios había puesto en ti?

Marce Gongora: (Sonrie) Ahi viene lo bueno .
Desde pequeño escuchaba cantar a mi padre y a su hermano Leobardo a dueto con la guitarra por esa razón Me gustaba cantar. Pero ya estando dentro de la iglesia empecé desde el momento de salir de clase de menores para dejar a los niñitos  y pasar a ser parte de los jóvenes de mi iglesia, era adolescente.
Ellos tenían un grupo el cual no tenía nombre pero cantaban muy bonito, así que yo les pedí que me dejaran formar parte de el. y al escucharme, pues obvio no era la gran voz por que no tenía mucha práctica, Me dieron la oportunidad. y así fue como empecé a cantar .
Luego algunos se casaron, otros emigraron y siendo casi uno de los jóvenes que quedaban ya más viejo (rie) comencé a cantar solo. Me invitaban a las reuniones de laicos. Reuniones de jóvenes del distrito. Hasta que por allí algunos hermanos comenzaron a pedirme casetes, Así empecé mi querido Gabriel.
 
Gabriel Hernández: Marce, solo por curiosidad, imagino que tenías algún cantante Cristiano favorito, que inspiró tu cantar en esos inicios, ¿quién o quienes fueron esos cantantes?

Marce Gongora: Sí, BENJAMIN CARBALLO, En ese tiempo solo se conseguían pistas de Tony Pérez, de Otoniel Vediz, De Efraín Piedra. Algunos grupos pero mí preferido siempre fue el Teologo Benjamín Carballo.

Gabriel Hernández: Curioso porque tu voz suena en un estilo y rango vocal diferente la de Carballo.

Marce Góngora: es una bendición para mí el pastor Benjamín, su familia me dio hospedaje en una de mis giras, hermosa familia. Dios les bendiga siempre. Por su hospitalidad.

Gabriel Hernandez: Cuéntame ahora, como se realizó tu primera producción y como Dios obró para poner a las personas indicadas en este proyecto, ¿en qué año fue mí estimado amigo?

Marce Góngora: Bueno. Por aquí a Cuernavaca llegó el pastor Gregorio Avilés . Solista de nuestra iglesia. Llegó como auxiliar del pastor Andrés Aguilar. Él fue el que me motivo para realizar una grabación. Con el tiempo tuve la oportunidad de conocer a nuestro querido amigo Marco Antonio Márquez (QEPD) Quien fue el productor de mi primer producción musical titulada te está esperando. Y los medios económicos fueron puestos en las manos de Dios. Él fue quien se encargó de poner a varias personas para que este primer CD. Estuviera a disposición de nuestros hermanos en la fe. Muchos hermanos se acercaron. Para apoyar este ministerio. A los cuales les estoy agradecido. Quisiera nombrarlos: Las hermanas Ester y Mari Rebollar . La hermana Judith Moctezuma. Mis abuelos y mis padres. Así se vio realizado el primer volumen. Gracias a nuestro Dios. Primeramente. Quien puso los medios. Así inicie mi primera gira con mochila al hombro.

Gabriel Hernández: ¿En qué año sale esta primera producción Marce y de qué forma impulsa o motiva tu vida espiritual en Dios?

Marce Góngora: En el año 1999. Por el mes de febrero. Mi primer presentación con este cd fue en una federación de jóvenes en el distrito de Asochiapan Morelos. Y a los 15 días en Oaxaca en el distrito de Tlaxiaco.

Gabriel Hernández: Tu servidor viviendo en Campeche, escuchó que un amigo cantó en una campaña el tema “Te está esperando” y desde entonces se enamoró de aquel mensaje de llamado de Dios.
 
Marce Góngora: Es una bendición saberlo. Ese canto ha sido un arma para alcanzar a aquellos que no han querido doblegar su vida a Dios.
 
Gabriel  Hernández: Amigo así es, no sabéis, cuantas personas han escuchado ese mensaje a través de tu producción.
 
Marce Góngora: Y yo agradezco infinitamente a Dios por darme la oportunidad de tocar a aquellos a través de las letras de este canto. Muchos han entregado a Dios su vida en los llamados. Al cantar este canto. “Te está esperando” Hasta a mí me ha tocado créemelo.
 
Gabriel Hernández: Marce después del primer volumen, ¿hubo otra producción?
 
Marce Góngora: Claro que sí. Titulada “Despierta” Se grabó en el 2004.
la realizamos con un ingeniero de aquí de Cuernavaca. El solo hizo la grabación y mezcla. Y las pistas fueron orquestadas por un jovencito de 15 años llamado Magdiel Reyes. De Cuautla Morelos miembro de la iglesia también. Este último CD no lo promocionamos. Solo en algunas iglesias de Morelos, Puebla y Guerrero en la Pacifico Sur.

Gabriel Hernández: Que bendición poder trabajar con gente de tu misma región. Estimado Marce, ya para ir terminando con esta charla tan amena, ¿Algún mensaje especial que quieras compartir con nuestros lectores? ¿Tienes algún texto favorito o alguna promesa para compartir?
 
Mensaje Especial

Marce Góngora: Quisiera decirles  que las pruebas nunca van a faltar en nuestra vida. Debemos recibirlas con fuerza y con paciencia. Confiando en que no estamos solos que hay un Dios que está por encima de cualquier circunstancia difícil. Dispuesto a darnos la victoria. Solo hay que perseverar. No dudar ni decaer mirando de frente. Puestos los ojos en Cristo Jesús. Allí está la fe, allí está el primer amor. Allí está nuestra salvación. No está ni en los actos de un pastor ni de un joven. Todos somos pecadores por lo cual cometemos errores . Pero estamos en proceso de santificación. Y ya no falta mucho para que Dios termine su obra en nosotros.
Preparemos nuestras vidas al servicio de Dios, doblemos nuestra rodilla al lado de nuestra familia. Y gritemos en voz alta: He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me esta guardada la corona de justicia, la cual me dará el señor, juez justo, en aquel día, y no solo a mi, sino a todos aquellos que aman su venida. (2da Timoteo 4 : 7, 8)
 
Gabriel Hernández: Deseamos de todo corazón que las bendiciones de nuestro Dios sobreabunden más ahora, en tu familia, tu labor y en tu ministerio que ahora reinicia para gloria de Dios. Agradecemos tu disposición para compartir más de una hora en esta platica tan interesante que ha resultado sin lugar a dudas en gran bendición Marce. Mil Gracias, Dios te bendice. Y estaremos al pendiente de tu obra en el ministerio.
 
Marce Góngora: Gracias querido amigo que Dios te bendiga a ti también y a todos aquellos que se levantan muy de mañana para recibir a Cristo Jesús como su salvador personal .
 
FIN
 
D.R. COMPARTIENDO A JESUS MUSIC! 2014
 

 
© 2017 Compartiendo A Jesús